15.11.05

Seinfeld

No sé de qué escribir....
Hace un tiempo que no publicaba y ya estaba sintiendo como que dejaba de lado el pensar, a pesar de estaba dedicándome a jugar con el formato del blog, como alguien se habrá dado cuenta.
¿Y si escribo de nada? Esto me recuerda una de las ponencias que hubo en el ENEAA sobre una Antropología de la nada, y a la vez de todo. Era como una etnografía al estilo de Seinfeld, de captar todos esos detalles que pueden no importar pero que dicen mucho de las relaciones interpersonales, como los gestos, el uso del cuerpo.
¿Escribir sobre nada? Suena bien. En el momento en que hacía una especie de borrador escribiendo nada, lo que me venía a la cabeza, estaba en el edificio de la facultad, pasando la hora antes de la prueba de Arqueología y conversando con Jean sobre la nada, sobre todo, sobre el trabajo que estaba escribiendo y que no sé si lo haya terminado. Yo creo que sí.
Conversábamos también sobre cómo ha avanzado la tecnología. Pensar que ahora podamos pedir casi libremente un notebook para usarlo en el edificio, lo que supone que haya una existencia de varios computadores disponibles para el estudiantado de la facultad. Eso hace cuánto ¿10 años? ¿menos incluso? apenas se soñaba. Y veíamos cómo lo pensaría alguien como Highlander, que viera el transcurrir de la historia y su avance tecnológico, a la vez de la mayor dependencia de ésta. ¿Por qué pasó esto? ¿dónde fallamos? ¿hubo algún fallo? ¿cómo es que llegamos a esta dependencia? Pero no quiero ponerme a pensar sobre eso.
Ahora que escribo esto pienso que ya es tarde (son las 0:40) y tengo sueño, pero no me quiero acostar todavía. No sé.
Esto del blog me ha ocupado más tiempo del que pensaba que me tomaría, y no es tanto en escribir, sino en andar jugando y mejorando el estilo gráfico, cambiándolo según mi ánimo, luego lo vuelvo a cambiar, le pongo algo, le saco, le saco lo que le había puesto recién. Supongo que nunca voy a quedar totalmente conforme con su apariencia, y mucho se debe a que no tengo el conocimiento suficiente para manejar todo lo que me gustaría cambiarle, y eso es frustrante en cierta medida; saber que quieres hacer algo y no tener ningún impedimento excepto tu propio ser interior.
Pero a esta hora ya no importa. Como diría algún español: "me piro al sobre".

1 comentario:

Nadia dijo...

que emoción un post de nada..ya me estaba aburriendo de las cosas amargadas y tan rebuscadas que escriben aca...
esta cosa si quita tiempo...pero me gustaria saber como arreglar mas cosas, porque soy una envidiosa que también quiere tener cosas novedosas....pero como soy media aturdía no se como se hace...:s...
mañanana tengoq ue trabajar, así que hasta aquí llego....
nos vemos!!!

saludos!!!
mañana te mandan unas cosas!