18.11.05

Sentido

Hace pocos días una persona me dijo que su vida no tenía sentido, que se había aburrido de vivir, que ya nada valía la pena... Estábamos hablando por msn y comenzó a despedirse con frases que sonaban a un adiós para siempre, adiós y no nos veremos nunca más... Bueno, no lo conocía muy bien, pero me extrañó de todos modos.

¿Cómo es posible que a una persona con la que hablaste un sólo día le digas que ya no quieres vivir?, ¿Cómo es posible que confíe eso y luego prefiera desaparecer? No sé si esa persona leerá alguna vez este blog, pero me gustaría que se tropezara con esta columnita... Sino, espero que sea algo para ustedes.

Es cierto, te digo... La vida no tiene sentido, JAMÁS LO HA TENIDO!! (Ya lo decía en el comentario anterior). Pero eso no es todo: Y si no tiene, habrá que dárselo de alguna forma, buscar, buscar hasta que no te queden pies, ni manos, ni ojos...
Si no aprendes a buscar nunca encontrarás un sentido... ¿quién te dijo que había que encontrárselo? ¿quién te dijo que había que ser coherente?

¡Quién dijo que tenías que tener alas para volar?!

La búsqueda no termina, es ahí donde encuentras felicidad, quizás no sentido, pero sí una razón para seguir viviendo... viviendo, no sufriendo. Si el vivir es ya un tormento, despréndete de todo, empieza de nuevo. Regálate una sonrisa a ti mismo y llávala contigo siempre... no en tu billetera, en ti.

Es como si me estuviera dirigiendo a todos los individuos con crisis existenciales. Déjenme decirles que no soy la más indicada para hacerlo, pero se hace el esfuerzo.

Ahora me largo, antes que el computador posea a mis dedos y teclee sin control!!

Pero antes: Supongo que 19 años buscando no es nada comparado con lo que toca todavía... de todas formas, si alguien ya encontró el sentido, por favor, anotarlo acá (se le agradecerá).


Maldito Loro Tricahue

1 comentario:

Max Rotten Power dijo...

Aunque me parece que hay partes incongruentes en tu dircurso, afirmando que la vida jamás ha tenido sentido, y en la siguiente frase diciendo que hay que buscar el sentido de la vida hasta que ya no se pueda, creo que hay algo que rescatar. El sentido de la vida hay que buscarlo, no se da gratis, no es algo que te regalan de muestra en el supermercado. Hay que sufrir para encontrarlo. Y si no puedes aguantar el sufrimiento y te rindes antes de encontrarlo, que pena.